Consejo Móvil - Evolución

Mucho se ha hablado sobre las tecnologías 2G, 3G, 4G, GPRS, HSUPA, EDGE, HDSPA o LTE, en esta ocasión lo haremos desde un lenguaje sencillo que llegue a cada uno de los clientes de nuestra empresa y facilitar así, un mayor dominio de las características y bondades que estas ofrecen.

La primera generación de la telefonía móvil era analógica. Al paso de los años, con cada evolución tecnológica, la red móvil gana en rendimiento, es decir, los datos transitan más rápido. Estos avances mejoran la calidad del servicio existente y permiten nuevos usos, como: internet móvil, videollamada, videoconferencia, etc. 

La llegada de la 2G (GPRS- EDGE), marca el inicio de la era digital en los celulares. Con esta segunda generación no solo tenemos acceso al servicio de voz, sino que también podemos enviar mensajes de textos y transmitir datos a través del correo electrónico y la mensajería instantánea. Pronto surgen la G y la E, indicándonos algunas mejoras en las velocidad de esta 2G. No obstante, es necesario acotar que con las redes 2G la velocidad es menor y por lo general la voz tiene preferencia sobre los datos, no pudiendo funcionar estos dos servicios a la vez. 

Por su parte, la tercera generación nos permite, además de acceder a los servicios tradicionales, navegar por internet de forma fluida y ver videos en línea. La H y H+ son una versión mejorada de la 3G (HSPA- UMTS), cada una nos ofrece mayor velocidad de transmisión de datos. En Cuba, para disponer de una mayor velocidad de transmisión de datos y diversidad de servicios se necesita un teléfono inteligente que soporte 3G en una frecuencia de 900 MHz.

Hoy día es fundamental, para nosotros como trabajadores y usuarios de los servicios móviles, conocer las particularidades de estas tecnologías y lo que se puede hacer con ellas, en aras de satisfacer de forma oportuna y real las cada vez más crecientes demandas de información de nuestros clientes.